18 de junio a 15 de diciembre

Françoise Gilot

Dar forma a la libertad mediante la abstracción

Françoise Gilot (1921-2023) se consolidó como pintora y grabadora a lo largo de toda su vida gracias a un estilo distintivo e intuitivo inspirado en sus recuerdos y el subconsciente. Emergió como artista en la década de 1940 y pasó gran parte de su carrera en Francia. A partir de 1970, comenzó a trabajar en Estados Unidos. El entorno de Gilot a menudo influía en su obra, y el traslado al otro lado del Atlántico inspiró una mayor libertad artística en su proceso, estética y temática.

Gilot rechazó la idea de limitarse dentro de su arte, por lo que se mantuvo en constante desafío consigo misma. Su producción creativa incluía pinturas, dibujos, litografías, monotipos, técnicas mixtas y trajes. Estos medios diversos le ofrecieron innumerables oportunidades para explorar su vocabulario visual.

Sus composiciones, que representan figuras familiares y objetos cotidianos, evocan un dinamismo debido a cómo juega con la línea, el espacio, la forma y el color. El dominio de estos elementos de diseño formal, junto con su temática variada, le otorgó numerosas formas para procesar y expresar su perspectiva.

En su obra, solía explorar temas como la mitología, la ironía, el tiempo y las relaciones. Trabajar con la abstracción le permitió investigar diversas comprensiones dentro de una obra al mismo tiempo. Sus composiciones abstractas desafían la percepción del público e invitan a que encontremos nuestras propias interpretaciones.

Esta exposición presenta una selección de obras de Gilot, junto con materiales de archivo de las décadas de 1970 y 1990 de la colección permanente del Museo Berman y de la Colección de Archivos Françoise Gilot.